jueves, 9 de abril de 2009

El Teatro Romántico en España

-Situación del teatro español:

La situación de la escena española en el momento de eclosión del
teatro romántico no era buena: los locales eran pobres, los actores mediocres y la programación poco
atractiva. Poco a poco, sin embargo, los dramaturgos románticos van a ir
introduciendo novedades, aunque, como veremos, los cambios más radicales no fueron bien
aceptados por el gran público.

Los diez años que discurren entre los estrenos de La conjuración de Venecia, de Martínez de la
Rosa, y Don Juan Tenorio, de Zorrilla, fueron suficientes para agotar las innovaciones estéticas
promovidas por los autores románticos.


- Características generales.
Los dramaturgos románticos van a cultivar diferentes subgéneros
teatrales: el drama, el drama histórico y la comedia.
Aunque hayan sido los dramas los más
celebrados en todos ellos se puede apreciar la nueva concepción del teatro que los autores románticos
traen a la escena española.
Para ellos el teatro era un espectáculo completo, algo más que texto, una
totalidad visual y acústica.
Y esta nueva visión se va a traducir en cambios formales y de tratamiento
de los temas.


-Características formales:
La forma de las obras románticas rompe bruscamente con la tradición neoclásica.

- Rechazan la regla de las tres unidades: el argumento puede presentar varias acciones que se
entrecruzan, no se reconocen los límites de tiempo y la escena cambia con frecuencia de lugar.

- La división en actos no responde a un criterio uniforme: hay dramas en cinco actos (como
Don Álvaro), pero también en tres y hasta en siete (Don Juan Tenorio de Zorrilla).

- Se borra la separación lo trágico y lo cómico: ahora hablamos de drama, en el que si bien
domina lo trágico, se da cabida a elementos cómicos.

- La mezcla de prosa y verso se hace habitual dentro de una misma obra (especialmente
interesante es el uso de ella en Don Álvaro). Con ella se facilita la convivencia de los tonos máselevados y retóricos con el lenguaje coloquial, vulgar y, a veces, hasta grotesco.

- La polimetría ( diferentes estrofas a lo largo del texto) es la norma general de la versificación
romántica.

- Los recursos escenográficos, además, adquieren una enorme importancia: se sustituyen ya
totalmente los "patios de comedias" por locales construidos expresamente para su función; se
desarrollan aspectos técnicos como el vestuario, los decorados (contribuyen a crear la atmósfera
adecuada: misterio, tenebrismo) y los efectos de luz y sonido.


-Características de contenido:

- Los temas enlazan con los anhelos, angustias, pasiones y luchas del hombre de la época. Por
eso, el tema más recurrente es el de la fatalidad. Casi todos los dramas son la descripción de un
fracaso existencial, achacado siempre a fuerzas superiores y ajenas al hombre. El amor forma
parte de esta fatalidad, un amor siempre apasionado que choca contra las normas sociales
(amores ilícitos, pues ella está casada o los amantes pertenecen a clases sociales distintas), y que
suele terminar en tragedia. Los personajes y las situaciones están envueltos en el misterio -su
procedencia, sus intenciones, su suerte, sus razones... -, y ese misterio contribuye a que se
cumpla la fatalidad.

- Los dramas plantean la acción en el plano individual y, como hemos visto, se centran en el
amor, la desgracia, el vicio y la virtud. La historia que cuentan suele ser algo patético y
horripilante, lo que revela una visión existencial dolorosa y pesimista. El autor romántico ha
perdido la fe en el orden del universo y en las estructuras de la sociedad; ésta les parece injusta
y opresiva, así que atribuyen a sus personajes la misión de profanar sus instituciones -por
ejemplo, el rechazo al matrimonio; sólo vale el amor-.

- Los personajes están perfectamente tipificados: el héroe, apuesto y osado, es capaz de
enfrentarse a todas las circunstancias, por adversas que éstas sean, perdiendo en el camino no
sólo la vida, sino también la salvación eterna; la dama, hermosa y frágil, es apenas una marioneta
rendida al amor y a sus efectos, sin capacidad de decisión.

- Los ambientes preferidos son los excepcionales: castillos, conventos, paisajes inhóspitos,
cementerios, tormentas, escenas nocturnas, ruinas, tabernas, etc. Mención aparte merece el
tratamiento de lo histórico en las obras románticas. En general, la localización histórica de los
dramas no pasa de ser un escenario exótico para el desarrollo de las ideas que preocupan a los
autores; sin embargo, los dramas históricos suelen estar perfectamente documentados. En
cualquier caso la historia les sirve en tanto puede reflejar la realidad contemporánea del escritor.

No hay comentarios:

Publicar un comentario